Agresivo pero prudente, así es un jugador de póker

Hay cosas que aunque sean de perogrullo o muy básicas son muy importantes en el póker, como conocer tu jugada, reconocer las cartas y ser prudente pero a su vez agresivo en cada mano.

Muchos jugadores de póker juegan demasiadas manos en los primeros niveles de los torneos,  pagando muchos flops con la esperanza de mejorar pequeñas parejas o completar los conectores iniciales. Pero esta es una gran equivocación porque solo por tener muchas fichas no estás obligado a malgastarlas con manos débiles.

Durante la fase inicial de un torneo ese juega con pilas de fichas realmente profundas, a menudo con 100 ciegas grandes o más. Los jugadores con poca experiencia tienden a cometer demasiados errores cuando los stacks son profundos. Lo que más debes querer en los inicios de los torneos son cartas fáciles de jugar y que tengan posibilidades de formar la mejor mano al llegar al showdown. Las manos iniciales que buscar serían las siguientes:

– Grandes parejas: Vas a tener una pareja superior a las cartas comunitarias, lo que por norma general te dará la mejor mano o tendrás la segunda o tercera mejor pareja, lo que hará que fácilmente puedas tirar tus cartas.

– As,Rey o As,Reina: Vas a completar la mejor pareja de la mesa con un excelente kicker o no tendrás nada, por lo que no tendrás dificultades a la hora de tomar tus decisiones.

– Parejas medias o pequeñas: Vas a completar un set (trío utilizando tan solo una carta comunitaria) o tendrás una mano por la que no merece la pena apostar.

Todas estas manos tienen algo en común: después del flop sabrás bastante bien en qué situación estás y la fortaleza real de tu mano. Esto es algo que no siempre sabes al jugar manos débiles.

Después de los niveles iniciales, la gran mayoría de torneos introducen los antes. Los jugadores están forzados a poner en todas las manos una cantidad determinada de fichas (normalmente una décima parte de la ciega grande) en el bote antes de repartir las cartas. Una vez que los antes entran en acción debes comenzar a abrir tus rango y a jugar un poco más loose pre-flop. La razón es simple: cuando los antes entran en juego hay más fichas para ganar en cada mano. Al mismo tiempo los stacks comienzan a ser más pequeños, por lo que llevarte las ciegas y los antes en una mano ayudarán a que tu pila de fichas crezca considerablemente.

Y por último, un consejo para el póker es que ser agresivo es bueno. Esto no significa que debas apostar siempre ni arriesgarte en cada jugada si no que nadie en la mesa debe notarte flaquear, se directo y firme y cambia de estrategia de vez en cuando para despistar a tus contrincantes.