El póker es capaz de conseguir que la inteligencia artificial sea más inteligente

El póker se ha convertido en uno de los juegos de cartas con más popularidad, ya que se puede jugar incluso de manera online. Con una amplia variedad de modalidades, el póker ha conseguido ir más allá, ya que puede conseguir que la inteligencia artificial pueda ser aún más inteligente.

En la actualidad, la inteligencia artificial es capaz de ganar partidas de ajedrez, pero la cosa cambia cuando se trata de un juego de cartas, ya que en un tablero de ajedrez las piezas están a la vista de todo el mundo, pero en el póker todos los jugadores ocultan las cartas.Teniendo en cuenta estas premisas, es posible que estos juegos consigan que la inteligencia artificial evolucione.

El profesor Michael Bowling y su equipo han desarrollado un algoritmo que puede saber las cartas que tiene cada jugador durante una partida. Este algoritmo tiene nombre, DeepStack. La Inteligencia artificial creada ha llegado a desarrollar la capacidad de intuir.

DeepStack  ha simulado millones de partida y ha llegado a jugar contra algunos de los mejores jugadores de pokér del mundo. Según el profesor Michael Bowling, el resultado ha sido realmente bueno a nivel de estadísticas.

Al ver lo bien que juega DeepStack al póker, preguntaron al profesor si la IA podría hacer que la gente deje de jugar al juego de cartas. Él lanzó una pregunta: ¿Quién quiere jugar contra una máquina si está garantizado que la máquina ganará?

La gente suele jugar al póker por dinero, así que no tendría mucho sentido jugar contra una máquina cuando las posibilidades de ganar son casi nulas.

Ahora bien, Michael Bowling y su equipo no han desarrollado el algoritmo para jugar al póker, sino que más bien han usado el póker para hacer la IA más inteligente, ya que uieren que los avances se apliquen más allá del ámbito de los juegos.

No es la primera vez que vemos algo parecido, en su día el científico informático Jonathan Schaeffer, desarrolló un programa para ordenador pensado para ganar el Campeonato Mundial de Damas, fue en 1989. El programa llamado Chinook tardó años en ganar el campeonato, lo hizo en 1994 y entró en Libro Guinness de los récords.